Don Aureófilo Piquet

DON AUREÓFILO PIQUET
Artículo Periodístico publicado el día domingo 24 de junio de 2012 en Diario "El Argentino de Gualeguaychú.
Sección: Historias de vida.

Textos: Profesora Elisa María Fernández 


En el año 1819, con veintisiete años de edad, llegó a Gualeguaychú don José Piquet. El censo de 1825 registra el lugar de nacimiento del viajero en el Principado de Cataluña. Dedicado a las actividades agrícolas, estableció lazos de amistad con el comerciante Ramón Obispo o Díaz Obispo, oriundo de Cádiz. Más tarde fortaleció sus vínculos sociales al contraer enlace con la joven Norberta, hija del nombrado comerciante y de Clara Josefa Rodríguez. 

Entre los hijos del matrimonio figuran José María, Francisca, Cecilio Saturnino, Eufemio y Aureófilo Emiliano. 
Los niños solían visitar a su tío Pedro Obispo, dueño de un negocio de billar frente a la plaza Independencia (actual Plaza San Martín).Testimonios escritos indican que una vez, cuando Aureófilo tenía poco mas de cuatro años (1845), un murmullo prolongado llamó la atención de los habitantes de la villa. Las puertas y ventanas de las viviendas se abrieron y en el umbral del comercio donde se jugaba billar apareció la figura de Giuseppe Garibaldi. La imagen del aventurero italiano despertó el interés del pequeño y de su hermano mayor, Cecilio -dieciséis años-, quienes con el correr de los años contaron la experiencia vivida. Solían decir que en la acera y frente a la comandancia formaron los soldados que acompañaban al italiano y que fueron atendidos “más como amigos que como enemigos”. 
Aureófilo transitaba por la calle Urquiza -donde estaba ubicada la vivienda de sus progenitores (ubicación del actual Teatro Gualeguaychú)- para asistir a la escuela del estado. La formación adquirida gracias a sus educadores Pedro Regalado Murúa, EnriqueTubo y Guillermo Bianchi, le permitió ejercer su actividad pública en distintos organismo estatales. 
Cuando joven fue el primer escribiente del juzgado de primera instancia y formó parte del personal de la Administración de Correos en tiempos en que don Juan Aurelio Casacuberta presidiera la institución junto a su auxiliar Claudelino Basavilbaso. 
Poco después estuvo a cargo de dicha repartición y tuvo como asistente a don Avelino Borques. 
La carrera administrativa del joven continuó en la Receptoría de Rentas, cuyo jefe era José María Montandón. A raíz de la enfermedad y muerte de su superior, ocupó el cargo de receptor. En tiempos de las guerras jordanistas (1873) se alistó en las filas del ejército revolucionario junto a su sobrino José Protasio Méndez, hijo de Gervasio Méndez Casariego y de Francisca Piquet. Según relatos de la época, los jóvenes no dudaron en remitir a las autoridades correspondientes el dinero recaudado en la receptoría de rentas local el día antes del estallido revolucionario. Doña Norberta Obispo de Piquet, madre y abuela, confió la recaudación al receptor de Concepción del Uruguay, tal como debían hacerlo sus descendientes. 
El gesto de no haber utilizado el ingreso de las arcas del estado en beneficio de sus ideales jordanistas les valió la felicitación y posterior indulto del general Echagüe. Por esta razón Aureófilo Piquet fue nombrado Administrador de Correos. 
Amigo personal del Dr. Anastasio Cardassy, alumno de la Escuela de Derechos que funcionó en el Colegio Histórico de Uruguay (1854-1858), recibió una misiva desde la República Oriental del Uruguay hacia donde había emigrado este hombre perteneciente a una de las familias griegas que se instalaron en la década de 1840 en el puerto de San Lorenzo, lugar conocido como el Naranjal (1)
En esos tiempos las órdenes impartidas desde el gobierno indicaban abrir la correspondencia de los emigrados 
Las hojas sueltas de tinte político enviadas por el griego Cardassy fueron denunciadas y leídas por los seguidores del gobernador. Al quedar cesante por cuestiones partidarias en la administración de correos, Aureófilo Piquet ocupó su tiempo como comerciante en la Cancha Vieja. Así llamaban al lugar donde se encontraba el frontón para pelota vasca. Este negocio iniciado por el francés Juan Lechao (fallecido en 1860) estaba ubicado en la esquina suroeste de las actuales calles Montevideo y Bolívar. 
Para practicar el deporte de pelota paleta, los aficionados –pelotaris- debían tratar con Piquet, yerno del vasco Lechao, o con don José María Echeverría. Allí funcionaba además una fonda y reñidero de gallos. La actividad gallera era común en la época; en esos centros de reunión masculina se discutían temas políticos o se realizaban asambleas como la convocada por la Sociedad de Socorros Mutuos, en sus primeros tiempos. Relatos familiares indican que un amigo desleal de Piquet dejó traslucir en ese lugar la información enviada por Cardassy desde el Uruguay. 
Natividad, la hija de los franceses Juan Lechao o Lessao y Graciana Hospital, fue la primera esposa de Aureófilo Piquet. En ese hogar nacieron Graciana Florencia y Norberta Amanda, en la década de 1870. Su primo hermano Clemente Basavilbaso Obispo –quien ejercía el cargo de Intendente Municipal - y Graciana Hospital (h) fueron los padrinos de su hija primogénita.




Dedicado a las actividades rurales, luego de un corto período como agente del Banco de la Provincia, inició una nueva vida matrimonial junto a Paula Ortiz, después del fallecimiento de su primera esposa. El censo de 1895 lo registra en Villaguay, donde su historia de vida deja entrever situaciones interesantes. 


(1) AGER. Carta de Héctor de Elía a Benigo T. Martínez. 1916. Colaboración Rubén Bourlot.

No hay comentarios: